Páginas vistas en total

sábado, 29 de julio de 2017

SEIE TV: INDIAN SUMMERS- EL FIN DE UN IMPERIO de Paul Rutman

UK 2015-2016
Creada y escrita por Paul Rutina
Directores.-
Anand Tucker. Paul Wilmshurst. David Moore. Jamie Payne. John Alexander. Jonathan Teplitzky.
Intérpretes.-
Henry Lloyd-Hughes. Julie Walters. Nikesh Patel. Jemina West. Roshan Seth. Lilete Dubey. Aysha Kala. Alexander Cobb. Fiona Glascott. Olivia Grant. Amber Rose Revah. Ellora Torchia. Art Malik. Rachel Griffiths. Arjun Mathur. Blake Ritson.
Channel 4.
2 Temporada:
10 capítulos C.U.
45 minutos C.U.

Si las series de televisión británicas destacan , entre otras cosas, por su calidad estética y la adecuación de su producción, podemos imaginar las posibilidades de una narración que transcurre en la India colonial. Y sí, antes de entrar en faena, digamos que Indian Summers, extrae lo mejor de esta oportunidad, siendo por encima de todo un producto fastuoso, hermosísimo y totalmente evocador de un época, o mejor dicho, del fin de una época. Casi del crepúsculo de una civilización.
Nos encontramos, ya lo hemos dicho, en la India colonial.
En un enclave donde, al parecer, los británicos pasan largas temporadas en primavera y verano.
Lejos de las grandes ciudades, este lugar está situado en un maravilloso entorno natural.
Dos personajes, que en algunos momentos no parecen en su perversidad lejos de los protagonistas de Las Amistades Peligrosas, centran directa o indirectamente la mayoría de las tramas.
Él es un joven arribistas con la ambición de convertirse en Virrey de la India. Un pasado lleno de nubes y mucho dolor escondido.
Ella, la dueña de un club social, a imagen de los que entonces abundaban en Londres y que aquí supone un oasis malsano,  en el que se reúne la sociedad colonial. Cuyo objetivo es el mismo: que su protegido sea Virrey.
Ambos estarán dispuestos a lo que sea con tal de conseguir su objetivo. Pero no siempre las cosas salen como se espera y no siempre es posible acallar hasta el silencio absoluto el alma, aunque tenga colores en principio oscuros.
Esta columna sirve como base para dibujar un amplio paisaje donde conocemos la actitud de un grupo de ciudadanos que posiblemente alcanzaron allí un nivel aristocrático y de poder al que nunca tendrían acceso en su país de origen, conocemos también sus miserias al alejarse de la estricta moral de la isla, y por supuesto, conocemos a los nativos, aquellos que por un lado se humillan ante sus invasores y que por otro, ponen en marcha una revolución para echarlos.
También asistimos a la necesidad de cambiar ciertas costumbres para alargar en lo posible la agonía de esa situación.
Históricamente, la propuesta tiene un importante valor, pero no es La Joya de la Corona ( serie mítica en el mismo escenario ). Aquí priman las historias de sus personajes frente al trasfondo político, si bien este está siempre presente como telón de fondo.
Indian Summers está estructurada en diferentes tramas perfectamente escritas, tiene las excelentes interpretaciones a las que nos tienen acostumbrados los actores británicos, en este caso británicos e indios, donde a pesar de la perfección coral, me cuesta no destacar a la veterana Julie Walters y al joven Lloyd- Hughes, la pareja antes citada, pero todo ello se magnifica en el color, la textura y la atmósfera de un país tan fascinante como inmenso.
El resultado es narrativamente apasionante, casi como aquellas películas de cine clásico gracias a las cuales conocíamos ya esa época. No parece que esté lejos David Lean que, si hubiese dirigido series, seguramente habrían sido parecidas a esta.
Estéticamente ya he dicho que es fantástica.
El conjunto, por lo tanto, no podía salir mal.
Tengo que reconocer que en la primera temporada encontré que quedaban abiertas demasiadas tramas y no me pareció que estuviese redondeada. Sin embargo, en la segunda me enganché desde el minuto uno.
No sabemos si habrá tercera temporada.
Sería bienvenida.

Público

No hay comentarios: