Páginas vistas en total

miércoles, 2 de agosto de 2017

CINE: LA GUERRA DEL PLANETA DE LOS SIMIOS de Matt Reeves

USA.- 2017
Andy Serkis. Woody Harrelson. Steve Zahn. Terry Notary. Amiah Miller. Karin Konoval. Gabriel Chavarría

El planeta de los Simios es una película mítica de nuestra infancia.
Cuando décadas después se puso en marcha la precuela, muchos pensamos que iba a ser una serie B más o menos efectista. Lo cierto es que las revisitaciones del clásico no apuntaban a nada bueno.
Como siempre, la realidad viene a eliminar prejuicios, y es que finalmente esta trilogía ( por ahora ) ha resultado ser una de las mejores series de ciencia ficción de los últimos años.
La primera nos sorprendió por su escritura y su originalidad científica, un nivel de coherencia pocas veces presente en superproducciones del género.
La segunda estuvo a la altura, acercándose más al cine de aventuras.
Ahora llega la tercera parte, y lo hace para cerrar el trío con una película grande, donde la voluntad de entretener conjuga a la perfección con el buen cine.
No podemos olvidar que la principal dificultad de la propuesta es la humanización de los simios, conseguir que el público empatice con unos personajes que aquí se convierten en casi absolutos protagonistas.
El director comienza, tras una espectacular escaramuza, acercándonos a su entorno familiar y con ello y mucha ternura, ya estamos en posición adecuada.
A partir de ahí, La Guerra del Planeta de los Simios se convierte en una cinta homenaje a los clásicos, con el respeto y el oficio para convertirse en uno de ellos.
Se la ha definido como un western, algo que sin duda es. Esas cabalgadas al atardecer, ese grupo de camaradas, incluso el rescate de la niña que deviene en un personaje fundamental.
También el humor, el personaje cómico que sirve de contraste a la peripecia dramática y cuyos paralelos podemos encontrar en muchísimas películas de siempre.
Pero no es sólo esto. También hay cine carcelario donde la escapada se convierte en un conjunto de picardías narradas en el punto y tono preciso.
Y como no, un "Ape-Calypsis Now" como reza la pintada de los túneles.
La escena final viene a culminar este recorrido, con una magnitud que posiblemente en un cine con complejos podría sonar impostada y que aquí es el cierre perfecto.
Veo Centauros del Desierto, La Gran Evasión, incluso Los Diez Mandamientos....
Lo importante es llevar esto a cabo sin que en ningún caso suene a pastiche. No sé bien como definirlo, pero creo que es algo así como un aliento interior que hace que las escenas no suenen a copia o referencia sino a propias, dándole derecho a formar parte de la filmoteca de las importantes, ¿ grandeza?.
La historia está estupendamente escrita y realizada. Posiblemente sea esto lo que hace que todas las piezas encajen a la perfección sin que se noten las costuras ni haya ninguna fisura. Posiblemente sea también por ello por lo que se convierte en una apasionante película de aventuras que en ningún caso pierde el ritmo y que nos mantiene pegados a la pantalla hasta el final.
Dos últimos apuntes:
Por un lado, dejar claro que la epopeya no termina con la conquista, no enlaza directamente con la cinta matriz. Espero que esto suponga que quedan nuevas entregas y que estas sigan manteniendo el nivel de calidad. Cornelius sería un buen heredero de Cesar.
En segundo lugar, he visto la película en los Cines Renoir en V.O. Es importante el cambio de los últimos años, donde el buen cine tiene su sitio en pantallas de calidad , sin que necesariamente tenga que tener el matiz de rareza. Wonder Woman puede convivir con la cinta polaca Estados Unidos del Amor, por ejemplo. Lo importante es la calidad. Ya no hay complejos sino ganas de aprender y disfrutar. Nos vamos haciendo mayores.

Público      

No hay comentarios: