Páginas vistas en total

lunes, 7 de agosto de 2017

NOVELA: LA MONTAÑA MÁGICA dde Thomas Mann

Edhasa
1.000 páginas
También disponible en ebook

Hay libros que son como océanos
Uno entra en ellos, se deja acoger, y navega entre las olas sin importarle demasiado el destino, dejándose llevar y disfrutando, en este caso, del poder de la lectura.
En esos casos, gracias a una capacidad alquímica difícil de explicar, el escritor se convierte en una especie de guía, de timonel que nos acompaña en el recorrido, y que, algo caprichosamente, decide las etapas.
La Montaña Mágica es ese modelo, uno de esos monumentos literarios en los que comulgamos con su creador.
Sin duda hay un fondo, un escenario. Esa clínica que se asemeja en ocasiones a un lugar en donde una especie de geniecillos y brujas de distinto pelaje, acogen a pobres mortales que, engañados, buscan refugio en este paraje capaz de vulnerar la existencia del tiempo.
Ese comedor, esa terraza, la nieve que anula la existencia del mundo, las excursiones a parajes cercanos pero que parecen alcanzar el nivel de aventura de una partida de exploradores, los sueños de vida y muerte, los fenómenos más o menos explicables, el adiós....
Todo esto conforma esta narración totémica y plural.
Pero creo que lo que verdaderamente es significativo, es la experiencia lectora compartida por el autor, que no siente ningún remordimiento en la digresión, en hacernos caminar por discusiones filosóficas o llevarnos de nuevo "al mundo de abajo" para situar a ciertos personajes en sus orígenes.
Como un ejercicio de natación, sin prisas, ni metas, sin obligaciones, disfrutamos, o al menos yo he disfrutado sin altibajos, por este largo recorrido lleno de hallazgos, de lucidez y de humor, y también, sobre todo, de aventura interior, de investigación intelectual observando diferentes especímenes con la claridad de un cirujano.
Hay algo más.
Algo que no es nuevo y he contemplado ya en muchos escritores.
La Montaña Mágica ofrece un cuadro extremadamente completo de la sociedad prebélica, a punto de estallar la Primera Guerra Mundial.
Ante esa aristocracia parásita, voraz e inútil, no es difícil pensar en la necesidad de un estallido cruel que empujase al mundo y evitase su parálisis.
Crónica visual también por lo tanto de un periodo.
La Montaña Mágica es un clásico al que sentía que llegaba tarde aunque tal vez fuese el momento preciso para alcanzar a disfrutarla en su totalidad. Hermosa experiencia que aporta en fondo y forma.

Público

No hay comentarios: